Cuando reciba una llamada que le anuncie increíbles premios, le pidan números celulares de sus familiares para que también se conviertan en felices ganadores y le digan que compre varias tarjetas de recarga para celular, ¡ojo! lo pueden estar estafando.
Por medio de Alexandra*, usuaria de Comcel, engañaron a uno de sus familiares.  Cuenta nuestra lectora, que recibió la llamada de un hombre que se identificó como Marlon Escobar de la emisora Rumba Estereo, afirmando que era ganadora de una grabadora, una ancheta, un ramo de flores y otros premios.  La justificación de la llamada fue que desde la emisora habían visto en la prensa un aviso clasificado de venta de un vehículo, en el que aparecían sus datos.
Luego de tomar su información personal, los estafadores le pidieron nombres y teléfonos de otros familiares para que también se convirtieran en ganadores.  Alexandra dio información de tres parientes incluyendo el nombre del barrio en el que vivían y a lo que se dedicaban.  Para cada uno de sus familiares recibió un santo y seña que debían responder en el momento de contestar la llamada para ser ganadores. “La respuesta se daba según el grado de consanguinidad que tuvieran conmigo, por ejemplo en el caso de mi mamá debía responder: “mi hija y yo estamos chéveres con Rumba Estereo hoy en los 10 años y la voz de Marlon Escobar”, explicó Alexandra.
La hermana de Alexandra fue acreedora de una nevera por contestar su celular y el premio mayor consistía en ganarse 11 millones de pesos por comprar 20 tarjetas por valor de 20 mil pesos cada una.  Ella corrió a buscar las tarjetas y, cuenta la víctima, le hicieron un conteo regresivo para que dictara rápido los códigos.  La hermana de Alexandra colgó por la insistencia de una llamada en la doble línea, y antes de hacerlo ya había dictado los códigos de cuatro tarjetas de 20.000 pesos.  Una amiga que la acompañaba la alertó de lo que pasaba y al devolver la llamada al número celular no hubo respuesta del otro lado.
En otra modalidad, Elizabeth dueña de una papelería, recibió un mensaje de texto, “me decían que era la feliz ganadora de una camioneta, vi el teléfono en la pantalla y me dio mala espina, entonces llamé de otro teléfono. Me contestaron de “eventos Comcel” y yo les seguí el juego.  Me dijeron: le damos 15 minutos para que vaya y compre las tarjetas y con eso me ganaría una camioneta Toyota Prado. Yo no volví a llamar porque supe que me estaban engañando. Llamé a Comcel y no le dieron importancia.  No caí porque a otra compañera también le pasó lo mismo, pero con un televisor pantalla plana”.
A causa de esta situación, la cadena radial RCN emitió una cuña como campaña de prevención para los oyentes porque los nombres de los personajes que usan son de esta cadena de emisoras.  En ella advierten que ninguno de los empleados está realizando esta clase de campaña.
Marlon Escobar, directo implicado en las llamadas estafadoras, declaró que “están utilizando mi nombre y mi reputación, los nombres de los personajes públicos se están usando para esto y ya han llamando tres oyentes diciendo que yo los llamo desde Rumba Estereo o desde la Vallenata, y en ninguna de estas emisoras trabajo actualmente”.
El operador de telefonía móvil Comcel, ya ha recibido las llamadas de alerta frente al tema y asegura que se encuentra estudiando el fenómeno en la división jurídica para dar una respuesta clara frente al asunto.
* Nombre cambiado por seguridad.
Comentarios
“Yo llamé a Viajes Sutur para averiguar una excursión. Y de allá me llamaron para darme un premio de Rumba Estero, me dijeron que me iban a dar un santo y seña para que contestara cuando de la emisora me llamaran. Me pidieron el número del celular y me informaron que debía comprar unos pines de Comcel y que no podia colgar el celular. Fui a una farmacia cercana y compré pines de Comcel aproximadamente por valor de $400.000, me pidieron que los dictara. Yo dije que cuando llegara al edificio Coltejer, donde iban a dar el premio de diez millones de pesos, lo hacía, porque se suponía que allá me iban a reconocer la plata de los pines. Cuando llegué allá el celador me informó que estaban estafando mucha gente”.

Nota Adicional: Hay que anotar que este tipo de estafas son muy comunes hoy en día. no solo suplantando personas famosas o medios de comunicación: Le pueden pedir información personal para convertirlo en víctima de secuestro o extorsión, le pueden solicitar consignaciones de impuestos o ganancias ocasionales o en general tratar de obtener algun beneficio de su parte para entregarle el supuesto “premio”. Si usted recibe llamadas, un mensaje de texto o algun tipo de comunicación y aun despues de leer este artículo se siente tentado a llamar, NO CONSIGNE DINERO NI HAGA NINGUNA OPERACION HASTA DESPUES DE QUE LE ENTREGUEN EL PREMIO. Por supuesto eso nunca sucederá.

logo_colombiano_1www.elcolombiano.com

Cuando reciba una llamada que le anuncie increíbles premios, le pidan números celulares de sus familiares para que también se conviertan en felices ganadores y le digan que compre varias tarjetas de recarga para celular, ¡ojo! lo pueden estar estafando.

Por medio de Alexandra*, usuaria de Comcel, engañaron a uno de sus familiares.  Cuenta nuestra lectora, que recibió la llamada de un hombre que se identificó como Marlon Escobar de la emisora Rumba Estereo, afirmando que era ganadora de una grabadora, una ancheta, un ramo de flores y otros premios.  La justificación de la llamada fue que desde la emisora habían visto en la prensa un aviso clasificado de venta de un vehículo, en el que aparecían sus datos.

Luego de tomar su información personal, los estafadores le pidieron nombres y teléfonos de otros familiares para que también se convirtieran en ganadores.  Alexandra dio información de tres parientes incluyendo el nombre del barrio en el que vivían y a lo que se dedicaban.  Para cada uno de sus familiares recibió un santo y seña que debían responder en el momento de contestar la llamada para ser ganadores. “La respuesta se daba según el grado de consanguinidad que tuvieran conmigo, por ejemplo en el caso de mi mamá debía responder: “mi hija y yo estamos chéveres con Rumba Estereo hoy en los 10 años y la voz de Marlon Escobar”, explicó Alexandra.

La hermana de Alexandra fue acreedora de una nevera por contestar su celular y el premio mayor consistía en ganarse 11 millones de pesos por comprar 20 tarjetas por valor de 20 mil pesos cada una.  Ella corrió a buscar las tarjetas y, cuenta la víctima, le hicieron un conteo regresivo para que dictara rápido los códigos.  La hermana de Alexandra colgó por la insistencia de una llamada en la doble línea, y antes de hacerlo ya había dictado los códigos de cuatro tarjetas de 20.000 pesos.  Una amiga que la acompañaba la alertó de lo que pasaba y al devolver la llamada al número celular no hubo respuesta del otro lado.

En otra modalidad, Elizabeth dueña de una papelería, recibió un mensaje de texto, “me decían que era la feliz ganadora de una camioneta, vi el teléfono en la pantalla y me dio mala espina, entonces llamé de otro teléfono. Me contestaron de “eventos Comcel” y yo les seguí el juego.  Me dijeron: le damos 15 minutos para que vaya y compre las tarjetas y con eso me ganaría una camioneta Toyota Prado. Yo no volví a llamar porque supe que me estaban engañando. Llamé a Comcel y no le dieron importancia.  No caí porque a otra compañera también le pasó lo mismo, pero con un televisor pantalla plana”.

A causa de esta situación, la cadena radial RCN emitió una cuña como campaña de prevención para los oyentes porque los nombres de los personajes que usan son de esta cadena de emisoras.  En ella advierten que ninguno de los empleados está realizando esta clase de campaña.

Marlon Escobar, directo implicado en las llamadas estafadoras, declaró que “están utilizando mi nombre y mi reputación, los nombres de los personajes públicos se están usando para esto y ya han llamando tres oyentes diciendo que yo los llamo desde Rumba Estereo o desde la Vallenata, y en ninguna de estas emisoras trabajo actualmente”.

El operador de telefonía móvil Comcel, ya ha recibido las llamadas de alerta frente al tema y asegura que se encuentra estudiando el fenómeno en la división jurídica para dar una respuesta clara frente al asunto.

* Nombre cambiado por seguridad.

Comentarios

“Yo llamé a Viajes Sutur para averiguar una excursión. Y de allá me llamaron para darme un premio de Rumba Estero, me dijeron que me iban a dar un santo y seña para que contestara cuando de la emisora me llamaran. Me pidieron el número del celular y me informaron que debía comprar unos pines de Comcel y que no podia colgar el celular. Fui a una farmacia cercana y compré pines de Comcel aproximadamente por valor de $400.000, me pidieron que los dictara. Yo dije que cuando llegara al edificio Coltejer, donde iban a dar el premio de diez millones de pesos, lo hacía, porque se suponía que allá me iban a reconocer la plata de los pines. Cuando llegué allá el celador me informó que estaban estafando mucha gente”.