Diario de Navarra (www.diariodenavarra.es)

Internet tiene muchísimas ventajas. Pero también tiene sus peligros. Algunos de ellos para los menores, que pasan buena parte de su tiempo en la red. Grooming, Ciberbullying, Sexting… Éstas son algunas de las nuevas amenazas y cómo actuar.

Los menores viven buena parte de sus horas en Internet. Es un hecho. Y desde hace unos años, además, han comenzado a generar contenidos, con sus beneficios, derechos y responsabilidades. Pero también sus peligros.

Por ejemplo, un porcentaje nada despreciable de menores (en algunos lugares se habla de 30%) dice saber que les han robado la contraseña del Messenger (correo instantáneo), lo que dependiendo del uso puede acabar en un tribunal por suplantación de identidad y revelación de secretos. También se cuelgancontenidos audiovisuales sobre los que se puede perder el control, e insultos y humillaciones que pueden ir a más. Y en los casos más graves, existe la amenaza de un acoso por parte de otro menor o el chantaje de un adulto con fines sexuales. Jorge Flores Fernández, director de PantallasAmigas (iniciativa para el uso seguro de Internet y las nuevas tecnologías online por parte de los menores), ha impartido esta semana una conferencia en Pamplona, dentro de la exposición Avanza, sobre los menores como autores y víctimas de delitos en Internet. El Gobierno de Navarra también ha editado la guía e-Legales sobre derechos y responsabilidades legales en Internet. Éstas son algunas de las amenazas.

Ciberbullying
Qué es. Es el bullying (acoso escolar) pero en Internet. Las posibilidades son múltiples, desde hacerse pasar por una persona del sexo contrario y hacer públicas las conversaciones, emplear una fotografía, vídeo o montaje para ridiculizar a otro, difundir bulos…

El ciberbullying tiene varias diferencias con el bullying. Por ejemplo, allá donde esté conectado, el menor sigue siendo víctima. Un insulto o una broma en la red no tiene por qué ser ciberbullying, pero hay que tener en cuenta, dice Flores, «que en Internet el efecto perdura». Otra diferencia es que se puede acosar a alguien sin conocerlo y sin encontrarse con él, haciendo cosas que no se harían a la cara: «A través de Internet no aprecias el sufrimiento de otra persona. Si algunos acosadores si vieran el efecto que causan dejarían de hacerlo». De hecho, en algunos casos de suicidio en Estados Unidos no hubo encuentro físico entre agresor y agredido.

Qué hacer. En PantallasAmigas trabajan con los agresores haciéndoles ver que sus acciones causan daño real y que su comportamiento puede tener responsabilidad penal. Con los agredidos, se les advierte de que es mejor cuanto menos se sepa de ellos, que en caso de agresión corten la relación y que si el asunto va a más guarden pruebas y avisen a sus padres. Para los padres, Flores recomienda estar atento al nexo entre sus participaciones on line y sus estados de ánimo, y que a determinadas edades no se conecten solos en la habitación, para poder ver sus reacciones. «Lo más importante es no plantearse como enemigos de las tecnologías porque jamás van a recurrir a ellos, tienen que tener mano izquierda para supervisar sin atosigar y trasladarles la confianza para que cuenten con ellos si tienen un problema grave».

Grooming
Qué es. Es una estrategia de un adulto para ganarse la confianza del menor con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante el envío de imágenes, vídeos, y en caso último un encuentro. La más común es hacerse pasar por otro menor, se aprovechan de la susceptibilidad de los adolescentes y se ganan su confianza para tener un control emocional sobre él o ella. El paso clave se da cuando fruto de esa confianza obtienen una imagen comprometida del menor. A partir de entonces, apunta Flores, se pasa al chantaje «puro y duro».

Qué hacer. «La webcam es un aliado imprescindible de los depredadores sexuales y, en general, interviene en muchos problemas. De entrada, dice mucho de su dueño sin que éste diga nada sobre sí», agrega Flores. Por ello, recomienda que a determinadas edades no se coloque la webcam. «Es una tentación y un agujero que puede traer muchos problemas». También aconseja supervisar las horas de consumo de Internet y que estén atentos a sus reacciones (por ello, a ciertas edades, no hay que dejarles conectarse en privado). «El error es proporcionar la primera imagen. Pero si ya lo has cometido, no debes ceder al chantaje sino pedir ayuda a los padres. Y los padres, en este caso, no deben echarles las bronca sino ayudarles».

Sexting
Así como de Ciberbullying y de Grooming sí que se han dado denuncias en España (la Policía Nacional no tiene constancia de que haya en Navarra), el Sexting aún no tiene incidencia en España, aunque se ha extendido por Estados Unidos, y al ritmo al que avanza Internet, los expertos creen que no tardará en llegar.

Consiste en enviar imágenes comprometidas a tu pareja o a otra persona a través del móvil, pero éstas se reenvían y acaban en Internet. «Los chavales creen que se divierten y que ligan. Por eso está teniendo tanto éxito y no se miden el riesgo ni las consecuencias. Y lo que tú creías un entorno reducido puede acabar siendo público, porque hoy en día no se tarda nada en colgar una imagen o un vídeo en Internet, causando un daño a la integridad», valora Flores. El hecho de reenviarla, por ser una foto en la que un menor puede aparecer desnudo o mostrando partes de su cuerpo, puede ser tratado como pornografía infantil. «Y puedes ser juzgado por crearla, distribuirla o poseerla. La imagen es un dato personal que le pertenece y tiene sus derechos».

Qué hacer. Autocuidado. «Hablamos siempre de protección de datos personales, pero me gusta más hablar de protección personal de los datos», explica Flores. Para empezar, hay que tener una conciencia propia del valor que tiene el material, porque puede que se prolongue en el tiempo y lo vean más personas de las que se creía al principio. «Hay que hacer ver a las personas con las que te relacionas tu postura al respecto,. A la vez, uno ha de ser responsable de cómo usa la información de los demás».

Ciberdelitos comunes
Muchos se encuentran dentro de los anteriores, y también sirven los consejos. Entre ellos se encuentran las amenazas, injurias y calumnias vertidas en la red. También se encuentran los delitos contra la intimidad, porque la ley prohibe «acceder, apoderarse, utilizar y modificar los datos personales de alguien y perjudicarle». En este apartado hay que tener en cuenta que la imagen es el dato personal más completo, afirma la guía del Gobierno de Navarra e-Legales, y su uso precisa del consentimiento del titular. Otra práctica común relacionada con la intimidad es el secreto de comunicaciones. Por ejemplo, si se copia una conversación privada y se da a conocer en otros foros, «se debe tener cuidado con no difundir con ello datos personales de los afectados», dice la guía. Y si alguien se apodera de la contraseña de un correo ajeno y lee su contenido, estará cometiendo una infracción legal. Si además suplanta su identidad, deberá responder de todos los perjuicios causados. Otro de los delitos es contra a propiedad industrial con el pirateo de videojuegos.

Apuestas on line
Flores dice que es la próxima amenaza por venir, porque si en la calle un menor no puede acceder a lugares de juego, sí que lo puede hacer en Internet, donde hay páginas de casinos y apuestas que envían publicidad. También están los vídeo juegos on line, en la que se puede jugar con desconocidos. «Es positivo que se relacionen, pero no sabemos quién está al otro lado y con qué intenciones», afirma Flores. Otro riesgo, dice, será cuando Internet se generalice en el móvil, la supervisión será más difícil.