El dato corresponde a un estudio de una empresa de seguridad que tiene en cuenta los datos del año pasado. Una cifra que asusta por la cantidad de usuarios potenciales que pueden ser afectados con cada nueva amenaza que surge. En total, se creó la friolera de 2,1 millones de nuevos programas maliciosos durante el año. Algo que explica cómo es posible que la ciberdelincuencia ya mueva mayores volúmenes de negocio que el tráfico de drogas o de armas.

Sin embargo, y aunque parezca mentira, no todo es tan negativo como parece, ya que 2010 conoció por primera vez en muchos años una tasa de crecimiento que se colocó por debajo del 50%. Algo ante lo que las compañías de seguridad reaccionan con prudencia, pero que podría ser el principio de la estabilización del malware. El estudio de G-Data también aporta datos sobre las tendencias que seguirá este 2011.

Leer todo sobre Malware, en 2010 se creó una nueva amenaza contra Windows cada 15 segundos

Fuente: Tu Experto