Los spammers han encontrado otro nombre con bastante tirón para hacer que los usuarios caigan en sus redes: la Apple Store. Según la compañía de seguridad Spamfighter, tanto la tienda de Apple como el iPad están siendo utilizados de forma habitual entre los ciberdelincuentes para generar spam.

Uno de los métodos más utilizados consiste en hacer creer al usuario que alguien ha suplantado su identidad y ha hecho un pedido en la Apple Store a través de su cuenta. Para comprobarlo, hace click en un enlace que es el que le redirige a la página escogida por los spammers (de spam general o a veces incluso de spyware).

“El mensaje electrónico creado por los spammers”, aseguró Martin Thorborg, co-fundador de Spamfighter, “anima al usuario a conocer las últimas actualizaciones y el estado de sus cuentas”. Si el usuario no se da cuenta de que el correo electrónico es en realidad falso, “el spammer gana la partida”.

Desde Spamfighter alertan de que los cibercriminales son cada vez más sofisticados a la hora de bombardear a las víctimas para llamar su atención, por lo que es necesario que los usuarios “estén en alerta a la hora de saber qué tipo de vínculos aparecen en estos correos electrónicos”.

Fuente: ITespresso