Recientemente la historia de un estadounidense que dio a conocer las fotos del ladrón de su Mac a través de un blog, y que además logró recuperar su computadora, evidenció lo fácil y útil que resulta proteger los dispositivos.

Tomar la foto del ladrón de una computadora no es algo difícil de hacer, de hecho, basta con instalar una aplicación en su máquina y en caso de que sea robada, cada vez que el ladrón se conecte a internet, la cámara web se activará, sin ser detectada, tomará una foto de la escena y se la enviará a su correo electrónico. En alguno casos también se puede lograr una ubicación vía GPS.

Algunos de estos programas pueden ser borrados cuando el ladrón formatee la computadora pero otros, que se instalan en la BIOS, nunca se borrarán.

Unos de los software que usted puede descargar son, en caso de tener un Mac, Hidden cuyos planes empiezan en US$15 anuales por un computador y van hasta US$395, con el que se protegen 100 máquinas.

Si usted es usuario de computadores de otro fabricante también puede tener acceso a aplicaciones como esta. Prey, por ejemplo, corre sobre sistemas operativos Linux, Windows y Mac y no tiene ningún costo.

Este tipo de herramientas y lo simple que puede ser descargarlas e instalarlas en el equipo, evidencian que el problema ya no es que los software de protección sean costosos, sino que no hay una cultura de cuidado de la información por parte de los usuarios de dispositivos tecnológicos.

En el caso de teléfonos móviles y tabletas también existen algunas aplicaciones que le ayudarán a recuperar su equipo, o a borrar la información que tenga almacenada en el dispositivo.

Para usuarios de teléfonos Nokia existen varias aplicaciones, entre ellas Mobile Security, Phone Guardian, entre otras. Ninguna de estas es gratuita pero los costos están alrededor de los $3.000.

Para quienes utilizan teléfonos o tabletas con sistema operativo Android, existe Lookout, una aplicación gratuita que cumple con todos los estándares.

Los populares dispositivos BlackBerry también tienen una aplicación gratuita que permite ubicarlas en caso de robo, se trata del BlackBerry Protect.

Finalmente, quienes usan iPhone o iPad podrán descargar Find my iPhone y a través de una página web podrán formatear, ubicar el dispositivo, bloquearlo o enviar un mensaje de texto al portador.

Lo que se puede obtener de un teléfono

El experto en computación forense Andrés Velázquez, explica que si los usuarios supieran que de un teléfono móvil se pueden obtener ubicaciones GPS, mensajes de texto, incluso aquellos que han sido borrados; fechas, horas y lugares de las fotos; las palabras más frecuentes que fueron utilizadas en mensajes de texto; y en caso de tratarse de teléfonos inteligentes o Tablets, las contraseñas de todas las cuentas sincronizadas; seguramente lo protegerían más, incluso nadie lo prestaría.

Andrés Velázquez: «Las personas tiene que aprender a proteger sus equipos. El problema es que no saben la cantidad de información que se puede obtener de un dispositivo móvil o un computador».

Fuente: La República