En lo que parece ser un crimen premeditado y bien planeado, en Bélgica unos ladrones consiguieron vaciar la caja fuerte del supermercado Carrefour con ayuda de un amigo de Facebook. Este caso se suma al argentino que fue engañado en Facebook por un chico de 13 años.

A principios de febrero, el responsable del supermercado hizo una nueva e interesante amistad en Facebook, una joven llamada Katrien Van Loo. La relación se fue consolidando y bien pronto la víctima recibió una invitación para una cena romántica, presuntamente para conocerse mejor con su nueva amiga. La cena tuvo lugar el 15 de febrero de este año. La policía está publicando imágenes para buscar testigos.

Cuando la víctima llegó esa noche a las diez y media al lugar de la cita, un edificio vacío, descubrió que le habían tendido una trampa con ayuda de un perfil falso de Facebook. Rápidamente fue asaltado por dos hombres que lo amordazaron y le vendaron los ojos y le obligaron a entregarles las llaves de su apartamento.

Mientras uno de los delincuentes se quedó con la víctima, el otro se dirigió con las llaves robadas a casa del director del supermercado. Cuando encontró las llaves del supermercado, salió del edificio. Al salir, fue filmado por las cámaras de videovigilancia del edificio.

Imágenes del sospechoso del robo perpetrado en Bélgica obtenidas con las cámaras de videovigilancia

Poco después de la medianoche, y con ayuda de un tercer cómplice que también fue grabado por las cámaras, vaciaron la caja fuerte del supermercado. Los sospechosos pueden verse en el las imágenes de vídeo preparadas por la policía belga.

Si es usuario de Facebook, recuerde que es fácil hacerse pasar por cualquiera. No permita que personas que no conoce entren a formar parte de su círculo de confianza. Al hacerlo, pondría en peligro su seguridad y su privacidad, así como la de los amigos que publican mensajes en su muro. Si alguna vez decide encontrarse con un extraño, no repita los errores de este hombre. Hágalo en un lugar público y no acuda en solitario. La confianza hay que ganársela, no se regala.

Si recibe una solicitud de amistad de alguien que no conoce, es recomendable comprobar una serie de puntos. ¿Tienen amigos en común? Si no los tienen, debería empezar a sospechar. Si puede ver información de la persona, compruebe si tienen en común algo más, como la escuela o alguna empresa donde hayan trabajado. Compruebe si hay alguna foto en el perfil y, si es así, intente reconocer a la persona. Si no puede ver ningún tipo de información, amigos comunes o fotografía, la respuesta debe ser definitivamente NO.

Si a pesar de todas estas comprobaciones todavía tiene sospechas, puede enviar un mensaje a esa persona para preguntarle de qué le conoce o cómo lo ha encontrado en Facebook. Si al final resulta ser una solicitud de amistad tentativa, mi recomendación sería ignorarla y salir a tomar una cerveza.

Fuentes: SeguInfo, TrendMicro [ES] y Rik Ferguson (Director of Security Research & Communication, Trend Micro)