“Es cuestión de tiempo” que se produzca un ataque destructivo desde el ciberespacio, en opinión del director de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Keith Alexander, quien realizaba estas declaraciones en el simposio Maneuvering in Cyberspace.

Alexander asegura que los Estados Unidos deberían prepararse para un gran ciberataque y deberían ser líderes en la defensa frente a este tipo de ciberamenazas. “Somos el país que hemos desarrollado Internet, el iPhone, el iPad y otras grandes tecnologías. Tenemos que ser los primeros en asegurarnos frente a estas nuevas amenazas”, sentencia.

Se calcula que el cibercrimen cuesta a la economía mundial 1 billón de dólares y, según los datos facilitados por Alexandar, cada día se lanzan 55.000 piezas malignas, una por segundo. Pero, según este experto, el mayor problema es “lo siguiente: un elemento destructivo”.

Este responsable calificó la ciberseguridad como un deporte de equipo en el que tanto el gobierno como el sector privado tienen que trabajar juntos.

Fuente: IDG