Facebook vuelve a las noticias por una cuestión de violación de la intimidad. En esta ocasión, es por un agujero de seguridad que permite acceder a fotos personales y privadas. El pasado mes de mayo de 2011 un internauta colgaba en un foro especializado en culturismo un ingenioso truco para poder ponerse ciego viendo las fotografías más íntimas que los miembros de Facebook ocultan de la mirada pública en sus perfiles.

Desde entonces, cualquiera que se pasara por Forum.bodybuilding.com podía enterarse de un método para explotar el sistema de denuncias de contenidos inapropiados de Facebook en beneficio propio. No ha sido hasta que ha aparecido una foto de Mark Zuckerberg sosteniendo un pollo muerto en diversos medios, cuando la red social se ha apresurado a solucionar el fallo de seguridad.

En cuanto que se han hecho públicas trece fotografías de la cuenta de Mark Zuckerberg, milagrosamente el agujero de seguridad ha quedado parcheado. Además, Facebook acaba de lanzar una nota oficial en la que reconoce que “hoy a primera hora, hemos descubierto un fallo en uno de nuestros sistemas de denuncia que permite a la gente informar simultáneamente ante múltiples instancias sobre contenidos inapropiados”.

La declaración de Facebook asimismo ofrece una explicación: “El fallo, es el resultado de uno de nuestros códigos más recientes y ha estado disponible durante un periodo limitado de tiempo. No todos los contenidos eran accesibles, si no una pequeña parte de las fotos de cada uno. Tras descubrir el fallo, hemos desactivado inmediatamente el sistema, y sólo volveremos a ponerlo en marcha después de haber confirmado que el fallo ha sido solucionado”.

De esto se desprende que los programadores de la compañía suelen activar códigos sin comprobar sus efectos sobre la privacidad de los miembros de la red social. No en vano la propia empresa reconocía recientemente que quedan comprometidas 600.000 cuentas al día. Al fin y al cabo, el lema interno de Facebook parece ser “muévete rápido y rompe cosas”.

Tu Experto