Como parte de su estrategia contra el crimen en línea el gobierno del Reino Unido busca castigar a los delincuentes informáticos en su propio terreno, es decir, directamente en Internet.

De aprobarse, la Estrategia de Seguridad Cibernética significará una revolución en la manera en la que se castigue a los sospechosos de realizar fraudes informáticos, aseguraron los responsables de la misma.

El plan de las autoridades inglesas consiste en prohibir el uso de Internet o de distintas páginas, lo anterior se decidiría según la gravedad del crimen realizado por el acusado.

De acuerdo con medios locales el reglamento prohibiría el uso de redes sociales como Facebook y Twitter o incluso de equipos de cómputo y comunicación, lo que significaría que los ciberdelincuentes cumplirían con su pena en libertad.

Por su parte el Ministro de Justicia de la nación europea destacó la importancia de castigar a los criminales en el lugar donde realizan fraudes y crímenes e invitó a los demás países del continente a seguir su ejemplo.

“Los criminales informáticos se comunican entre sí a través de las redes sociales y de distintos portales, por lo que el veto de los mismos sería una manera en la que se podría regular Internet”, declaró Francis Maude, Ministro de seguridad cibernética del Reino Unido a medios locales.

Aún no se sabe si la ley será aprobada sin recibir algún cambio, de ser así ésta entraría en vigor a partir del 2015, adelantaron analistas políticos del Reino Unido.

b: Secure