Tras el cierre de Megaupload y como respuesta a la ley Stop Online Piracy Acts (SOPA), Anonymous está lanzando ataques DDoS silenciosos que podrían implicar al usuario sin que este se dé cuenta, ha denunciado una empresa de seguridad informática.

Quien haga click en un enlace de Anonymous podría, según Sophos, estar atacando a webs del Gobierno de Estados Unidos sin saberlo. Sin necesidad de instalar programa alguno, los usuarios están accediendo a determinados links pueden lanzar ataques DDoS (Denegación de Servicio) desde sus computadores.

Este último ataque acometido por Anonymous se conoce por el nombre de OpMegaupload y para involucrar a los usuarios en su cometido, los links engañosos han sido difundidos a través de Twitter, y cuando el usuario hace click, lanza un ataque DDoS de forma instantánea que inundaría determinados sitios webs seleccionados por Anonymous con tráfico no deseado.

Anonymous ha confirmado ataques a numerosos sitios web, incluidos los pertenecientes al FBI, el Departamento de Justicia, RIAA (la patronal de las discográficas de EE.UU), MPAA (la patronal del cine) y Universal, utilizando esta técnica.

Estos ataques se suman al apagón de Internet de la semana pasada, donde miles de sitios en Internet han participado en una protesta contra la propuesta de ley promulgada por el Gobierno de EE.UU., contra la piratería.

De forma paralela, el sitio web de intercambio de archivos Megaupload fue cerrado, y sus fundadores arrestados acusados de delitos contra la propiedad intelectual y blanqueo de capitales.

ATAQUES ILEGALES

Según Pablo Teijeira, experto en Seguridad de Sophos, «en el pasado, Anonymous ha animado a sus partidarios a instalar un programa denominado LOIC, que permite a los computadores participar en un ataque contra un sitio web particular, inundándolo de tráfico web no deseado».

Sin embargo este cambio en la táctica a través de enlaces permite lanzar ataques de forma más rápida, directa e involuntaria, lo que supone que los usuarios de Internet necesitan ser extremadamente cuidados cuando accedan a URLs desconocidas, ya que estarían sin darse cuenta, «formado parte de un ejército de zombis».

En este sentido, no hay que olvidar que los ataques por Denegación de Servicio están penados, y si un usuario participa en ellos, podría enfrentarse a una sentencia de cárcel muy dura. «No es seguro si los participantes en este caso podrían salirse con la suya alegando su inocencia y afirmando que pincharon en dichos enlaces por error», por lo que es mejor asegurarse de que los links a los que se accede son de confianza, aunque estos nos lleguen recomendados por un amigo, a través de cualquier red social.

MadridPress