Llegar a ser «indispensable» puede ser un arma de doble filo. Si es demasiado indispensable, es posible que no pueda ir más allá de su nicho.

1. Empápese del negocio
Aprenda lo más que pueda de la empresa, informa Mark A. Gilmore, presidente y co-fundador de Wired Integrations, una firma de consultoría en tecnología estratégica.

«Pregúntese,  ‘¿Cómo consigue el dinero, cuáles son sus fortalezas y debilidades?’”, señala Gilmore. «Una vez que entienda cómo funciona la empresa, puede utilizar su conocimiento de TI para mejorarla -lo que lo volverá más valioso y menos prescindible».

Esto ayuda a tener un profundo conocimiento de la infraestructura crítica de la empresa, y a estar al tanto de las tendencias de tecnología, agrega. Pero también puede requerir la ampliación de su visión del mundo.
«No vea las cosas desde un punto de vista estrictamente de TI», señala. «Amplíe su visión para ver cómo las cosas se relacionan con el mundo de los negocios a su alrededor. Esto le hará más valioso que 20 certificaciones técnicas y un grado de maestría».

2. Mantenga sus ojos en la línea de fondo
Su trabajo no es solo mantener las luces encendidas en el zumbido del centro de datos. Es ayudar a que su organización utilice la tecnología para mejorar el negocio -especialmente en el recorte de costos y aumento de la eficiencia.

«Los profesionales de TI deben centrarse en áreas que, o bien reduzcan los costos, tales como la virtualización, el cloud computing, y las redes convergentes, o en áreas que ayuden a generar ingresos, tales como las redes sociales, marketing móvil, y SEO»

3. Mantenga la cabeza en la nube
Debido a que muchas de las funciones tradicionales de TI se están moviendo a la nube, que cualquier usuario del negocio puede obtener con una llamada telefónica y una tarjeta de crédito, su empresa ya no necesita dar la vuelta a interruptores, conectar cables, o solucionar problemas de máquinas. Pero todavía se necesita a alguien que les diga qué servicios están disponibles, cuáles valen la pena, y cuáles debe evitar.

4. Amplíe sus horizontes tecnológicos
Además de conocer sus propios dominios de tecnología, los profesionales inteligentes de TI amplían sus conjuntos de habilidades para incluir otras áreas de especialización. Si surge una crisis en una de esas áreas -y las personas responsables de su manejo no están disponibles- puede ser capaz de intervenir y salvar el día.

5. Enseñe a sus compañeros de trabajo a hablar en términos geek (y aprenda a hablar de negocios)
«El error más común de los técnicos es su falta de comprensión sobre la parte comercial», «Para ser eficaces en el futuro, un técnico debe aprender los conceptos clave del negocio, aprender el idioma hablado por las unidades de negocio de la industria, y ser capaces de traducir libre y fluidamente entre las unidades técnicas y de negocios»

6. Deseche a los vagos, encuentre un mentor
«Utilice la presión positiva de rodearse de amigos trabajadores que compartan sus objetivos de carrera. Distánciese a sí mismo de los vagos de la oficina».
Busque a alguien con más experiencia para que dirija su carrera hacia una dirección positiva. «Encuentre un mentor de confianza», «Eso le ayudará a navegar por las oportunidades de desarrollo profesional que existen dentro de la organización».

7. Hágalo con los datos
Si sus usuarios del negocio no se están ahogando actualmente en información, pronto lo harán. Poder domar el diluvio de datos hará que tenga un valor incalculable para cualquier organización.
«La gente de TI que puede darle sentido a los datos del negocio, almacenarlos con seguridad, clasificarlos, y sobre todo, analizarlos, son muy valiosos»

8. Hágase de trabajos que nadie quiere
Los trabajos seguros, predecibles, no lo meterán en problemas, pero tampoco le harán ganar ninguna gloria. Es en los trabajos duros donde puede probar su valor.
Si hace que un problema mejore un poco, ya está haciendo progresos.

9.La personalidad toma un largo camino
Al final del día, la persona que hace que el ambiente de trabajo sea mejor para sus compañeros, es el primero en ser ascendido y último en ser despedido.

10. Sea público
Eso no significa la emisión de su oferta pública personal (aunque si pudiera sacar una, tendría más poder). Cuanta más gente le conozca y confíe en usted sobre todo fuera de su departamento u organización lo haces mas eficiente.
«Busque los proyectos y oportunidades que atraviesan los departamentos, porque eso hace que construya su red interna -haciéndole más valioso para la empresa».

11. No se convierta en, literalmente, «indispensable»
El problema con ser etiquetado como indispensable es que puede convertirse en una trampa. Su talento puede llegar a ser tan crítico para la supervivencia de una organización que nunca podrá alejarse o subir a una nueva posición dentro de su empresa.

12. Sepa cuándo despedirse a si mismo
En la actualidad, una carrera exitosa es un viaje en el que descubre y hace lo que le gusta, si eso ocurre para ofrecerle a las empresas formas innovadoras de cambiar su flujo de trabajo para alcanzar nuevos niveles de productividad y eficiencia.

FedeSoft