Una encuesta en el Reino Unido determinó que el 54% de los chicos de 6 a 15 años acude al buscador como primera opción a la hora de buscar respuestas. Diccionarios y profesores, entre los olvidados.
El sondeo sobre el alcance de Internet arrojó que los niños usan el buscador unas cinco veces al día como promedio y que los medios digitales se convirtieron en la fuente principal a la que acceden para conseguir respuestas a las preguntas típicas de su curiosidad.
El estudio explica que esto no es más que una consecuencia esperable en un mundo hiperconectado. Los niños nacen con Internet y computadoras en casa, por lo que aprenden a utilizar las diversas herramientas con naturalidad.
Diversos estudios dejan en claro que, en la era de los buscadores, las personas tienden a buscar respuestas rápidas, sin profundizar demasiado en la información que encuentran; de ahí que quienes más preocupados están con esta tendencia sean los profesores. Son ellos, junto con otras fuentes de consulta, como diccionarios y enciclopedias, los más afectados, según el estudio.
En el caso de los profesores, sólo el 3% de los niños dice preguntarles cuando tienen una duda. En cuanto a las enciclopedias: el 15% dice no tener idea de si se trata de un «dispositivo electrónico o de un nuevo sistema de transporte». Simplemente desconocen de qué se trata. Hay otro 45% que, a pesar de conocerlas, jamás las ha usado; otro 15% nunca consultó un diccionario.

Grupo Educativa