Si consiguen implantar con éxito esta novedosa tecnología desarrollada por Fujitsu, el futuro de las tarjetas de crédito tiene los días contados. La huella digital sustituirá al soporte plástico y únicamente bastará con llevar el dedo para sacar dinero.

El banco japonés que empezará a implantar este adelanto es el Ogaki Kyoristu. La huella digital no quitará la obligación de poner una contraseña durante la transacción e incluso pedirán la fecha de nacimiento del usuario.

Todo empezará con 10 cajeros físicos en oficinas de todo el país, dos itinerantes que recorrerán Japón en dos camiones y otro más que hará lo propio pero dentro de un coche.

La tecnología desarrollada por Fujitsu llega a raíz del terremoto del 11 de marzo del año pasado. En aquella ocasión los ciudadanos tuvieron que salir a toda prisa de sus casas y la gran mayoría olvidó coger sus tarjetas. Esto provocó que no pudiesen sacar dinero durante un largo tiempo.

A B C