¿Realmente es apropiado aceptar en una red social la solicitud de amistad de un amigo del amigo de uno de nuestros amigos?


La respuesta se sostiene en múltiples interpretaciones. La tendencia generalizada en la sociedad digital actual (el mundo 2.0) es que si es apropiado contestar afirmativamente a esa petición, puesto que el patrón principal en las plataformas sociales dice que el grado de prestigio de una persona se mide por el número de contactos que tiene (es indiferente si los conoce o no). Un análisis superficial de la esencia de la Web social lleva a justificar de forma lógica este comportamiento, ya que, en definitiva, de eso se trata, de interactuar con un gran número de personas y compartir gustos, opiniones, sentimientos, inquietudes, etc.

Ahora bien, aun teniendo en cuenta lo anterior, hay una corriente de opinión opuesta que se hace las siguientes preguntas: ¿Invitaríamos a nuestro cumpleaños al amigo del amigo de un amigo?; ¿le contaríamos nuestros problemas?; ¿le revelaríamos nuestros sentimientos? o ¿le hablaríamos de lo fantástico que fue nuestro último viaje? Posiblemente, la respuesta sería un rotundo no. El hecho de no conocer a esa persona y la falta de confianza actuarían como barrera. En una red social este obstáculo desaparece y basta con aceptar la solicitud de amistad de un amigo del amigo de nuestro amigo para que pueda ver las fotos que publiquemos, los estados, conocer algunos de nuestros datos, ver nuestra lista de amigos, etc.

El debate está servido, aunque hay un aspecto que no admite discusión: se debe educar a los menores para que sepan combinar la posibilidad que ofrece la Web social para conocer gente con la protección de su identidad digital e intimidad. Aumentar el nivel de interacción y los contactos en una red social es positivo, pero no lo es permitir a cualquiera el acceso a nuestro perfil porque puede entrañar muchos riesgos.

En definitiva, hay que concienciar a los menores para que apliquen criterios de control de su perfil y sean capaces de dilucidar por sí mismos qué contactos deben aceptar en las redes sociales y cuáles no.

FizziKid