El lanzamiento del nuevo iPhone 5S está causando furor no sólo entre los fanáticos de Apple que están desesperados por descubrir particularidades del nuevo producto, sino también entre los hackers que están ansiosos por explotarlas.


Una de las nuevas características del iPhone que causa más intriga entre los usuarios es el lector de huellas digitales. Esta novedad fue aplaudida por algunos, que creen que permitirá mejorar la privacidad de los dueños del dispositivo, mientras que otros creen que es una herramienta peligrosa. En un momento en el que las charlas sobre ciberespionaje están tan candentes, hay quienes temen que esta tecnología podría hackearse y utilizarse para construir una base de datos de huellas digitales. También han surgido dudas sobre su seguridad, sobre cuán fácil o posible sería burlarla.

Los hackers han convertido esta curiosidad en una competencia, y han establecido un botín que está en constante crecimiento para entregar al primero en hackear el lector de huellas digitales del nuevo iPhone para desbloquearlo usando huellas digitales de otra persona.

Los premios, que siguen aumentando, incluyen más de 13.000 dólares en efectivo, 800 $ en bitcoins, un libro de pornografía y varias botellas de vino, tequila, bourbon y whiskey. Los organizadores muestran los aportes de cada donante y las condiciones de participación en el sitio web IsTouchIDHackedYet.com.

La iniciativa surgió en una conversación en Twitter entre un grupo de investigadores de seguridad, entre ellos Nick Depetrillo, Robert David Graham y Dan Kaminsky, que diferían sobre si sería posible o no comprometer esta tecnología. La conversación llevó a la creación del sitio web, y las donaciones de la comunidad de Internet pusieron el proyecto en marcha.

Los expertos esperan que, si es que alguien logra superar el reto y explotar el lector de huellas digitales, la experiencia sirva para reforzar la seguridad de esta tecnología.

VirusList