Según un estudio realizado por el IDC y la Universidad Nacional de Singapore, el 61% de los computadores adquiridos en establecimientos informales contiene software pirata y resultan infectados con software malicioso, con esto las empresas en Latinoamérica en el 2014 podrían perder alrededor de USD $ 11 Billones debido a identificación, reparación y recuperación de datos por culpa del malware encriptado en software pirata, y a nivel mundial la perdida sería de USD$ 364 billones. El 38% de las personas en América Latina instalan sin apoyo técnico el software en sus equipos de trabajo, y más del 50% de las computadores no cuentan con una auditoría eficaz SAM (Software Asset Management) en cuanto a certificación de software legal.

Otros informes evidencian como la ciberdelincuencia también ataca a los usuarios de smartphones adquiridos en el comercio informal, en los últimos 12 meses un 42% de los colombianos se ha visto afectado; el 45% tiene un software básico de seguridad gratuito, un 43% de los consumidores normalmente no instalan las actualizaciones de seguridad en sus equipos y el 66% no es consciente de las soluciones de seguridad que existen dispositivos móviles.

Esto se reduce a que cerca del 64% de colombianos ha sido víctima de la ciberdelincuencia en su vida, para evitarlo es importante comprar únicamente a los proveedores de equipos de marcas o cadenas de tiendas nacionales que certifican la venta de software original.

“Con la ciberdelincuencia, no solo pierden quienes desarrollan software, es una problemática que vas más allá porque en el caso de las empresas, están arriesgando la seguridad de la información confidencial de la empresa y de sus clientes; y en el caso de los usuarios, se exponen a que los ciberdelincuentes puedan tener acceso a su información personal” afirmó Andrés Espinosa Pulecio, abogado experto en el tema y presidente de 100% Legal Colombia.

La Unidad de Crímenes Digitales de Microsoft en relación con los resultados del estudio, explicó la importancia de comprar computadores que provengan de fuentes confiables y estar seguros que tengan software original; debido a que las organizaciones criminales, usan el software ilegal para introducir malware en los equipos de las empresas que les brinda la oportunidad de acceder a datos, robar información y obtener ganancias ilegales.

Fuente: La Nota Digital