Lo que parecía ser un nuevo estándar en el servicio de las aerolíneas comerciales, nacido de su voluntad de satisfacer a los usuarios deseosos de mantenerse permanentemente conectados a internet, ahora es motivo de preocupación.

Aviones WiFi

El gobierno de Estados Unidos le solicitó a su Oficina de Fiscalización Superior (GAO, por sus siglas en inglés) que realizara una auditoría de las amenazas latentes para el sector aéreo. Y los expertos conlcuyeron que los servicios de wi-fi en pleno vuelo podrían terminar abriéndole una puerta a ataques terroristas.

De hecho, en el reporte de la GAO –que fue reseñado por el diario inglés The Guardian– se admite que un hacker viajando como pasajero podría teóricamente obligar a un avión a precipitarse a tierra.

Según los expertos, no sería fácil. Pero podría pasar.

«Los aviones modernos están incrementando su capacidad de conexión a internet. Esta conectividad potencialmente puede permitir acceso remoto a los sistemas de vuelo de la nave», se lee en el reporte de la GAO.

En opinión de esta institución, el esfuerzo de la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA, por sus siglas en inglés) y las líneas aéreas por modernizar la tecnología a bordo representa una vulnerabilidad que puede ser explotada para mal.

Misma red

El reporte resalta que la cabina de los pilotos y la de pasajeros están conectadas a internet a través de la misma dirección de conexión a la red.

Y aunque la conexión entre el sistema de acceso de los pasajeros y los sistemas del avión se encuentra fuertemente supervisada por firewalls (programas que bloquean el acceso a una red a desconocidos), los analistas señalan que los mismos no pueden ser asumidos como impenetrables.

Y se sabe que la FAA no verifica de forma exhaustiva el nivel de seguridad cibernética de los nuevos aviones antes de certificar que se encuentran en condiciones para operar comercialmente.

Las recomendaciones

El reporte de la GAO reconoce que la Administración Federal de Aviación ha tomado pasos para mejorar sus políticas de seguridad cibernética, pero «existe margen de acción para otras modificaciones», en particular porque la responsabilidad de esta institución se diluye entre varias dependencias adscritas.

El mes pasado otro informe de la Oficina de Fiscalización Superior revelaba que los sistemas de orientación de los aviones se encontraban bajo “un innecesario riesgo de ser hackeado”.

La pesadilla

En enero pasado, la GAO advirtió en un reporte previo que «existe una significativa debilidad en el área de control de vuelos, lo cual amenaza la capacidad de la FAA para garantizar la seguridad de las operaciones de sistema nacional de espacio aéreo de manera ininterrumpida».

La pesadilla que comienza a formarse en la mente de las autoridades estadounidense la resume el diputado estadounidense Peter DeFazio.

Para el congresista el peor escenario que tienen enfrente es uno donde un terrorista con una laptop se encuentra entre los pasajeros de un avión y toma el control de la nave usando la red wi-fi.

Una posibilidad remota, pero que hoy por hoy no se puede descartar.

Imagen de fondo: FayerWayer

Texto completo en fuente: MSN Noticias