Cuando el FBI consiguió acceder finalmente al iPhone 5c implicado en el atentado de San Bernardino se generó un gran revuelo y se ha mantenido también mucha incertidumbre, ya que no sabíamos si con dicha herramienta también serían capaces de desbloquear modelos de iPhone nuevos.

iPhone-5c

Ya nos ha hablado nuestro compañero Eduardo sobre este tema en Muy Seguridad, pero también hemos podido saber que James Comey, director del FBI, por fin ha roto su silencio y ha confirmado que la herramienta que han utilizado no sólo no funciona con los iPhone más actuales, sino que ni siquiera tiene efecto sobre el iPhone 5s.

Al ser preguntado sobre si compartirían los detalles de cómo desbloquearon el iPhone, Comey dijo que sólo se lo comunicarán a Apple, de manera que la compañía de la manzana podrá actuar y tomar las medidas necesarias para que dicho método deje de funcionar.

Lo que sí quiso dejar claro el director es que el método utilizado sólo funciona en un pequeño numero de iPhone, algo que parece confirmar lo que ya os veníamos comentado hace algunos días, que habrían optado por utilizar ataques de fuerza bruta pero reseteando el contador de fallos que actúa borrando todo el contenido del terminal cuando se supera un cierto número de fallos.

La situación ha sido un poco extraña, tanto que no han tardado en salir voces que sugieren que toda esta historia podría haber sido una actuación teatral por parte del FBI y de Apple, pero no son más que pura especulación conspiranoide.

Fuente: Muy Computer