Tres días después de que el juego Pokémon GO fuera lanzado oficialmente en Nueva Zelanda y Australia, los archivos modificados del APK original fueron subidos a un servicio de alojamiento de archivos maliciosos. Algunos de ellos hacen referencia a tutoriales sobre cómo desbloquear el juego con el fin de evadir las geo-restricciones que han sido impuestas por el fabricante. Nunca es recomendable instalar paquetes de aplicaciones o juegos no oficiales en nuestros dispositivos, ya que a veces pueden pasar este tipo de cosas y puede resultar muy complicado percatarse del peligro hasta que ya es tarde.

pokemon-go

Aún así, si decidiste instalar Pokémon GO en tu dispositivo haciendo uso de un paquete de instalación no oficial y quieres saber si estaba infectado con malware, existen algunas comprobaciones que puedes hacer para salir de dudas.

  • Comprobar el hash del archivo APK descargado. Si el hash SHA256 posee el mismo código que este, significa que tienes la versión hackeada:
    15db22fd7d961f4d4bd96052024d353b3ff4bd135835d2644d94d74c925af3c4
  • Comparar las pantallas de permisos que aparecen antes de empezar la instalación. Para ello tenemos que ir a Configuración> Aplicaciones> Pokemon Go> Permisos. Solo tenéis que comparar la pantalla que os aparece justo antes de la instalación.
  • Si se incluyen los permisos marcados con un cuadro rojo no debéis instalar esa versión.

Fuente: Muy Seguridad