google-lentejuelas

Cuando Google compró en 2007 la compañía publicitaria Doubleclick, Sergey Brin, fundador de la compañía, comentó que el respeto de la privacidad sería la prioridad número uno. Sin embargo, las palabras se las lleva el viento y el gigante de Internet ha cambiado su política de privacidad para suministrar los datos de los usuarios a los anunciantes.

Al parecer, Google llevó a cabo en silencio una actualización de la política publicitaria durante este verano, según informa ProPublica. De tal forma que a partir de ahora, la compañía comparte los datos de los internautas con las compañías publicitarias para que a través de Doubleclick envíe anuncios más personalizados.

Ante esta situación, la compañía ha salido en su defensa alegando que la actualización del sistema publicitario se ha realizado con el objetivo de adaptarse a la forma en la que los usuarios utiliza hoy en día Google. Mientras que también asegura que avisaron a los usuarios de la existencia de “nuevas funciones en su cuenta de Google”, además de recalcar que el nuevo sistema es opcional.

No obstante, si el internauta decide poner un control a sus datos personales Google ofrece la posibilidad de administrar los permisos de privacidad. Para lo cual es necesario acudir a los ‘Controles de la actividad de la cuenta’ y desactivar toda la información que no se desee suministrar a la tecnológica.

Fuente: Economía Hoy