En 2016, el Incibe (Instituto Nacional de Seguridad) atendió más de 110.000 incidentes de seguridad informática, el doble que en 2015 y cinco veces más que en 2014. Las organizaciones de ciberdelincuentes están cambiando la estrategia de sus ataques digitales y han pasado de lanzar uno a grandes compañías a lanzar varios dirigidos a Pymes. Según un estudio de Always On, el 70% de los ciberataques son dirigios a Pymes, para las que un ciberataque tiene un coste medio de 50.000€.

Sólo el 3% de las Pymes adopta medidas de seguridad frente a riesgos digitales, siendo el 37% de las grandes compañías las que cuentan con protección o seguros ciber. “A pesar del aumento de los ataques, las empresas no terminan de adoptar las medidas de seguridad adecuadas y ponen en riesgo sus datos” explica desde Guardion Conrad Iriarte.

Aunque se cuente con alguna medida de seguridad, es importante seguir una serie de pautas para evitar ser víctima de un ciberataque y comprometer así los datos de la compañía:

  • No abrir correos electrónicos de remitentes desconocidos
  • Mantener el sistema operativo actualizado
  • Realizar copias de seguridad de todos los archivos

Fuente: Network World