La entidad General Services Administration (GSA), que autoriza y supervisa las compras de sistemas TI y suscripciones a distintas plataformas online en la administración pública estadounidense, ha eliminado a Kaspersky de la lista de proveedores autorizados en la categoría “sistemas gubernamentales”.

Lo anterior implica que a partir de ahora ya no será posible para organizaciones e instituciones gubernamentales comprar e instalar productos de Kaspersky, escribe The Register. “La prioridad de GSA es asegurar la integridad y seguridad de los sistemas y redes del gobierno estadounidense, como asimismo evaluar productos y servicios contratados, mediante la aplicación de procesos de medición del riesgo en la cadena de suministro”, escribe un portavoz de GSA en un e-mail dirigido a The Register.

La publicación recalca que aunque no se ha aplicado una prohibición expresa de utilizar los productos de Kaspersky en sistemas gubernamentales, el proceso será mucho más difícil y laborioso. La conclusión de The Register es que, en la práctica, los productos de Kaspersky están siendo excluidos.

La decisión de la GSA puede haberse visto influida por anteriores especulaciones, en el sentido que Kaspersky habría colaborado con las autoridades rusas de inteligencia. Kaspersky ha negado categóricamente estas acusaciones. La empresa incluso ha ofrecido someter el código fuente de sus productos al escrutinio oficial de Estados Unidos, con el fin de probar la transparencia de su software, y que este en ningún caso contiene puertas traseras diseñadas por encargo o para beneficio del gobierno ruso.

En marzo de 2015, la publicación de negocios Bloomberg aseguró que Kaspersky Lab tenía estrechos lazos con Moscú. En la oportunidad, el fundador de la empresa, Eugene Kaspersky, comentó: “Es muy difícil para una compañía con raíces en Rusia tener éxito en los mercados estadounidenses, europeos y otros mercados. Nadie confía en nosotros, por defecto. Nuestra única estrategia es ser 100% transparentes y honestos. Nos tomó años explicar quiénes somos. Muchas personas intentaron encontrar ‘suciedad’ en nosotros, y fracasaron. Sencillamente porque no tenemos nada que ocultar”.

Fuente: Diario TI