Los ingenieros de Google han encontrado un bug en Microsoft Edge que aún los de Redmond no han podido solventar a pesar de que se les fue notificado hace más de 30 días.

Microsoft Edge nació para convertirse en el mejor navegador del mundo para intentar recuperar la hegemonía perdida frente a Google Chrome, y aún está lejos de dicho objetivo. La mayoría de usuarios de Windows 10 prefieren seguir utilizando Chrome en lugar de Edge por su mayor nivel de seguridad y por la costumbre, y parece que los de Remdond tiene aún mucho trabajo que hacer.

Project Zero, el equipo de Google que busca agujeros y fallas de seguridad en aplicaciones de todo tipo, ha destapado un importante bug en el navegador Edge de Microsoft y que está relacionado con el ACG y JIT, sistemas utilizados para evitar la ejecución de código arbitrario en el navegador y que, parece, no funciona del todo bien.

(Si no puede apreciar el video puede visitar https://youtu.be/63wuNSKw7CQ)

ACG es una de las principales novedades incluidas con Windows 10 Creators Update y se creó para evitar la ejecución de códigos arbitrarios pensados para perpetrar ataques en el sistema del receptor. El problemas según ha descubierto Google, es que existe un conflicto con JIT donde se transforma el JavaScript en código nativo habilitando la posibilidad de código no firmado y, por lo tanto, inseguro.

Cuando se descubren este tipo de fallos desde Project Zero se dan 90 días para que el propietario resuelva el problema, un tiempo que ya ha pasado sin que Microsoft haya podido o haya querido solventar este agujero de seguridad. Se desconoce si Microsoft acabará incluyendo una próxima actualización para solucionar un problema al que parece no dar mucha importancia.

Fuente: Computer Hoy