¿Dónde te ves trabajando en siete años? Según un estudio de Fujitsu, el trabajo evolucionará hacia un estado en remoto, predominarán los freelances y la tecnología será un actor principal. De aquí a 2025 se prevé una gran revolución en el modelo de negocio.

La empresa japonesa, junto con la consultora PAC, ha llevado a cabo un estudio a nivel mundial donde ha entrevistado a 1.278 altos cargos CxO de diferentes tipos de empresas de todo el mundo.

Este estudio prevee que en 2025 los millennials representarán más del 50% de la fuerza laboral, redefiniendo la cultura corporativa en torno a nuevos modelos de trabajo, más flexibles, abiertos y colaborativos.

¿En qué aspectos cambiará?

Adaptación al estilo de vida; de cara a 2025, muchas empresas experimentarán importantes cambios en este sector. Un 70% de las empresas aseguran que van a poner en marcha políticas corporativas para mejorar el equilibrio entre trabajo y vida personal.
Trabajo inteligente; 63% de los participantes en el estudio señalan que la interoperabilidad con tecnología obsoleta, es un desafío “importante” para la productividad, especialmente por la falta de acceso a herramientas de productividad.
Workplace de bajo impacto ambiental: el 59% de las empresas ha implementado la última generación de herramientas basadas en la colaboración. Los modelos cloud empiezan a integrarse, llegando a estar presentes en el 52% de las empresas a nivel internacional y en España hasta un 55%. Estos datos indican que en 2025 las reuniones virtuales reemplazarán los viajes diarios, los edificios de oficinas se volverán verdaderamente inteligentes y medioambientales, admitiendo el trabajo en remoto y la colaboración.
Sin límites; el crowdsourcing mundial impulsará una nueva era de escala. No obstante la realidad es que el 74% afirma que, a día de hoy, su infraestructura actual de workplace no tiene un impacto altamente positivo en su capacidad de innovar con negocios fuera de su organización.
Workplace cross generacional; por el momento, sólo el 10% de los encuestados afirma disponer de un sistema de gestión del conocimiento para todos los empleados, a los que se incentiva para utilizarlo. Un 52% lo utilizan en algunas áreas de negocio y un 29% todavía están considerando poner la estrategia en marcha, frente a un 9% que no tiene ninguna. En España, con sólo un 15% y Francia con un 14% son los países en los que las compañías van con más retrasados en este aspecto.

Fuente: Computerworld