Cada día miles de personas son víctimas de ataques de los cibercriminales gracias a nuevas técnicas, vulnerabilidades o kits. Sin embargo, ¿alguna vez os habíais planteado si los bebés pueden estar en el punto de mira de estos ciberdelincuentes?

Cuando pensamos en víctimas de la ciberseguridad lo primero que se nos viene a la cabeza son los escándalos de grandes compañías, la bacarrota de alguna PYME tras sufrir un ataque, los datos robados a algún particular… Pero, ¿y si os dijeramos que hay una nueva mercancía dando vueltas en la dark web?

Los cibercriminales han añadido a su oferta nueva información personal pero, esta vez, se trata de información de niños, según ha revelado CNN. Tal y como afirman desde el medio estadounidense, existe información referente a bebés (números de Seguridad Social de los bebés junto con sus fechas de nacimiento y el nombre de soltera de sus madres) a la venta en el ‘Dream Market’, uno de los más grandes y antiguos mercadillos al que sólo puede accederse a través de Tor.

Durante años Internet ha estado plagado de anuncios sobre información personal robada, pero esta es la primera vez que se publican ofertas de información de niños. Ahora, por 300 dólares en bitcoins es posible comprar paquetes de identidad completa.

¿Por qué estarían los cibercriminales interesados en robar información de niños?

Al parecer, la información sobre menores es una mercancía de particular valor porque provee acceso a historiales de crédito que permiten a los criminales aplicar a beneficios del gobierno.

Además, no hay que olvidar la ventaja que supone el hecho de que estos robos de identidad probablemente no sean descubiertos durante años. Así, según un informe del CyLab de la Universidad Carnegie Mellon de 2011 el robo de identidad infantil es 51 veces mayor que el de los adultos ya que “los padres no suelen monitorear las identidades de sus hijos”.

Fuente: Globbsecurity