Entre las grandes riquezas del mundo empresarial está la información que se posee. Los datos son un activo estratégico que marca una diferencia en el posicionamiento de las empresas y en el éxito o el fracaso de los negocios. Descubrir su valor se ha convertido en una necesidad a satisfacer con soluciones tecnológicas y también con profesionales que sepan captar las cuestiones oportunas y localizar las respuestas a las mismas, conocidos como data scientist.

El big data ha cambiado la forma de organizar y guardar la información, por lo que la tecnología en la que se aloja debe ser escalable para soportar cada vez mayores cargas de trabajo. Es necesario que las plataformas de almacenamiento sean compatibles con las aplicaciones analíticas al servicio de cualquier trabajador, desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo.

Lea también: Big Data, la Herramienta de Poder Empresarial

Las grandes diferencias entre los datos tradicionales y el big data se presentan en cuatro aspectos; el primero de ellos es el volumen de la información, que pasó de ser administrado en Gigabytes/Terabytes a Petabytes/Exabytes; en términos de velocidad, se pasó de Batch a Streaming; mientras que en variabilidad, cambió de un modelo de datos estructurado y estable a una creación de esquemas semiestructurada/desestructurada; por último, en temas de complejidad, se transformó de una relación conocida y centralizada a una ausencia de relación y distribución.

Le puede interesar: La Tecnología Wearable, ¿Moda o Utilidad?

Así, Los estudios y análisis que se obtiene a partir de big data asisten a las organizaciones para identificar oportunidades. Esto conlleva a movimientos y pensamientos de negocio más inteligentes, operaciones más eficaces, mayores ganancias y clientes satisfechos.

No obstante, los beneficios del big data, se observa cierta resistencia o dificultad en este periodo de transición, entre otros factores por la novedad que ello supone, sumado a la escasez de especialistas.

Le recomendamos:  Los Costos del Cibercrimen Generan Migración de Empresas a la Nube

La producción de datos aumenta a un ritmo acelerado. El 89% del crecimiento de la industria de tecnologías de la información para 2020 será producto del big data, de acuerdo con International Data Corporación.

Finalmente, para Henry Morris, vicepresidente de investigación de software y servicios de IDC a nivel global, “las tecnologías de big data describen una nueva generación de tecnología y arquitecturas diseñadas para extraer el valor económico de largos volúmenes de datos al habilitar altas velocidades de captura, descubrimiento y análisis de datos no estructurados”

Lea también: ¿Se Cobrará por la Información Digital?

Fuente: Sectorial