El cómputo en la nube ha dejado de ser una tecnología compleja para convertirse en una de las herramientas más utilizadas por millones de personas cada día en todo el mundo. Aplicaciones como el correo electrónico, servicios de streaming de música cialis o video, apps deportivas y toda la información que es almacenada en Internet: todo “vive en la nube”.

Cada persona con acceso a la red global utiliza aplicaciones y servicios diferentes de acuerdo a las actividades que realiza en su vida diaria; al tratarse de aplicaciones de uso constante y permanente conexión a la Internet, las personas pueden dejar expuestos sus datos confidenciales con mucha facilidad.

Las apps en la nube ofrecen ventajas como facilitar la colaboración y no consumir la capacidad de almacenamiento de los smartphones y computadoras, pero su uso implica tener precauciones de seguridad para así aprovechar el poder de Internet sin poner en riesgo sensible de cada persona.

Toma en cuenta estos consejos al utilizar apps basadas en Internet:

Conéctate en redes seguras: aunque el wi fi gratuito de hoteles y cafeterías es muy conveniente, la seguridad de estas redes suele ser cuestionable. Evita conectarte en redes desconocidas si vas a utilizar aplicaciones con información privada como cuentas bancarias.

Contraseñas de alta seguridad: procura actualizar periódicamente las contraseñas que utilizas para acceder a tu información, también es recomendable utilizar un password diferente en cada servicio y que cada uno de ellos cuente con diferentes elementos de seguridad.

Usa un antivirus: navegar por Internet en dispositivos que no cuenten con la protección de un antivirus es una mala idea, recuerda que cada día surgen nuevas y complejas amenazas informáticas que solamente puedes combatir con un software especializado su detección y eliminación a tiempo.

Información privada: analiza qué información deseas tener almacenada y disponible desde Internet, es posible que haya datos personales o financieros de los cuales no quieres un registro digital al alcance de otras personas en la red. Cada usuario guarda información distinta y debe valorar cuál es conveniente subir a la nube y cuál es mejor respaldar en dispositivos físicos.

Fuente: Movistar