La última edición de la RSA Conference que tuvo lugar semanas atrás en la ciudad de San Francisco, nos dejó importantes lanzamientos relacionados con la ciberseguridad, los cuales puede que eclipsaran a otra de las grandes noticias del evento; el acuerdo alcanzado por 34 empresas del sector de la tecnología y la seguridad, las cuales firmaron un acuerdo tecnológico sobre ciberseguridad. El acuerdo establece cuatro principios elementales:

El primero es que se protegerá a todos los usuarios y clientes de todas las partes del mundo, ya se trate de individuos personales, organizaciones o gobiernos, e independientemente de su cultura, ubicación o motivos del atacante, ya se trata de asuntos criminales o geopolíticos.

El segundo de ellos respalda el hecho de que los miembros se opondrán a los ataques cibernéticos contra ciudadanos y empresas inocentes desde cualquier lugar. Así, se protegerá frente a la manipulación y la explotación de productos y servicios tecnológicos durante su desarrollo, diseño, distribución y uso. No se ayudará a los gobiernos a lanzar ataques cibernéticos contra ciudadanos y empresas inocentes.

En tercer lugar, se potenciará a los usuarios, clientes y desarrolladores para fortalecer la protección de seguridad cibernética. Asegurar la red de ordenadores del mundo nos exige a todos reconocer la necesidad de aumentar la capacidad y la resistencia de las redes informáticas del mundo. Lo haremos proporcionando a nuestros usuarios, clientes y al ecosistema de desarrolladores más amplio, más información y mejores herramientas que les permitan comprender las amenazas actuales y futuras para poder protegerse de ellas.

Por último, nos asociaremos entre nosotros y con grupos afines para mejorar la ciberseguridad. Trabajaremos unos con otros para establecer alianzas formales e informales con la industria, la sociedad civil y los investigadores de seguridad, a través de tecnologías patentadas y de código abierto para mejorar la colaboración técnica, divulgación coordinada de vulnerabilidades y amenazas compartidas, así como para minimizar los niveles de códigos maliciosos siendo introducido en el ciberespacio.

El grupo alentará el intercambio de información a nivel mundial y los esfuerzos civiles para identificar, prevenir, detectar, responder y recuperarse de ataques cibernéticos y garantizar respuestas flexibles a la seguridad del ecosistema de tecnología global más amplio.
Las compañías que forman parte del Cybersecurity Tech Accord prometen defender y promover los beneficios de la tecnología para la sociedad. Y nos comprometemos a actuar con responsabilidad, proteger y capacitar a nuestros usuarios y clientes, y ayudar a crear un mundo online más seguro.

Fuente: ComputerWorld